Son una especie de vaso o campana de vidrio, bambú o plástico que se aplicara sobre la piel creando un vacío.

Esta práctica se emplea para problemas musculares, especialmente para liberar las bandas tensas . es muy eficaz contra la celulitis y la retención de líquido , estimula fuertemente el sistema linfático y rompe los nódulos de grasas que posteriormente son eliminados debido al poder de drenar. Estimula rápidamente el metabolismo, como consecuencia de ello eliminamos toxinas mucho más rápido.

La succión producida provoca un aumento de la irrigación sanguínea en la zona, es decir activa el sistema circulatorio y el linfático, así como el metabolismo celular, aportando mayor cantidad de nutrientes y oxígeno. Activa de manera inminente el sistema inmunitario aportando leucocitos a los tejidos.

Desde un punto de vista más tradicional , y según la medicina tradicional china son utilizadas para restaurar el flujo de Qi , y sangre cuando existe un estancamiento , la base se encuentra en que el dolor se produce por el estancamiento de sangre “mala” , y gracias a las ventosas se produce una renovación de la sangre, dando pie a un alivio del dolor , a la recuperación de las fibras musculares gracias a la nueva oxigenación.